El Herpes Tiene Cura! Conoce 3 Remedios Caseros Milagrosos

woman after depilation and bath
woman after depilation and bath


La vida moderna ha llenado de estrés nuestros organismos. Es culpable de la aparición de herpes, pero la buena noticia es que ahora el herpes tiene cura. Lo malo del estrés, entre otras cosas, es que debilita nuestro sistema inmune dejándonos vulnerables ante diversas enfermedades.

Lo primero, por tanto, es fortalecer nuestra inmunidad a través de una alimentación balanceada.

El herpes tiene cura: Toma nota

Te daremos 3 remedios naturales que contribuirán a que el brote del herpes desaparezca definitivamente.

1. Aceite de orégano

Este aceite resulta un remedio extraordinario para infecciones virales. Puede ser utilizado tanto de manera interna como externa, y de ambas formas es muy eficaz para aliviar y curar los brotes de herpes. Puedes encontrarlo en cualquier tienda naturista o en tiendas especializadas en suplementos nutricionales tengo.

Si lo vas a usar de forma tópica, existe el gel de aceite de orégano, y sólo tendrás que exprimir una cápsula y colocarte la gota en la herida. Si por el contrario lo vas a tomar, mézclalo a partes iguales con aceite de oliva virgen, que también te ayudará a curar el herpes.

2. Infusiones de tés herbales

En muchos sitios se recomienda que uses las bolsitas de té negro o verde como terapia para aliviar el dolor. Es cierto, pero como el herpes tiene cura, te informamos que las mezclas herbales de té han sido mucho más eficientes no sólo en aliviar los síntomas sino en curar de forma eficaz esta enfermedad.

Fíjate cómo: puedes escoger las hierbas de tu preferencia, como toronjil, menta, jengibre o salvia, y hacer con todas ellas una buena infusión, o, si consigues mezclas herbales presentadas en bolsitas, hacer un té. Existen dos formas de utilizarlo para el herpes, cómo se cura: en caliente o en frío www.infografiasyremedios.com.

Si es en caliente, aplícate un algodón mojado en la infusión (o la bolsita) lo más caliente que puedas soportar sin quemarte. Pero nunca lo hagas si la herida está abierta. Resulta más adecuado en la fase inicial del herpes, y caliente disminuirá el dolor, la inflamación y la actividad del virus. Déjalo por 15 minutos.

Si es en frío, congela la bolsita de té o pon a enfriar la infusión hasta que esté casi congelada y moja un algodón para colocarlo en la ampollita. Al irse derritiendo, la bolsita de té dejará escapar los nutrientes que curarán tu herpes.

3. Bicarbonato de sodio

Es un desinfectante natural ampliamente utilizado en el mundo. Si lo tomas, este mantendrá el balance de tu Ph en el torrente sanguíneo. Si lo vas a usar de manera tópica, debes hacer una pasta con bicarbonato, propóleo y agua.

El propóleo es un derivado de la miel de abejas que desinfecta y actúa como un antibiótico natural. Si no lo consigues, utiliza sólo bicarbonato y agua, y aplícalo con un hisopo en el área 3 veces al día.

Rate this post